W
NW
N
N
NE
W
the Degree Confluence Project
E
SW
S
S
SE
E

Mexico : Puebla

4.1 km (2.5 miles) NNE of Taberna (Oaxaca), Puebla, Mexico
Approx. altitude: 1628 m (5341 ft)
([?] maps: Google MapQuest Multimap world confnav)
Antipode: 18°S 82°E

Accuracy: 17 m (55 ft)
Click on any of the images for the full-sized picture.

#2: North view #3: West view - Peña del Aguila #4: South view #5: GPS #6: Thorny tree #7: Stram #8: Starting point, Agustin and Pablo #9: Alejandro and Agustin

  { Main | Search | Countries | Information | Member Page | Random }

  18°N 98°W  

#1: East view

(visited by Pablo fabre and Alejandro fabre)

English

13-Sep-2003 -- El día 13 de Septiembre visitamos la confluencia 18N98W última que faltaba del estado de Puebla, en México.

Salimos de Puebla a las 6:AM Agustín Salas Vázquez, Alejandro y Pablo Fabre Bandini, con una camioneta Durango 4X4.

La ruta que seguimos fue la carretera 190: Atlixco, Matamoros, Tehuizingo, Acatlá de Osorio, Petlalcingo y 22 Km adelante llegamos a Santa Gentrudis Salitrillo, abandonamos la carretera y nos internamos hacia el este por una tercería que lleva a San Antonio tierra colorada y de este lugar siguiendo la tercería viajamos al ultimo poblado llamado “ El Limón”, de este ultimo sale una brecha que seguimos hasta un pequeño río dejándonos a unos 5 kilómetro en línea recta de la confluencia 18N98W.

A partir de este punto cruzamos el río y seguimos la margen izquierda de la cañada como unos 800 metros teniendo que cruzarlo nuevamente y tomado la barranca del lado contrario subiendo unos 200 m. bordeando y recorriendo cerca de 2 Km hasta llegar a otra barranca secundaria más estrecha y con vegetación de arbustos variados espinosos muy tupidos y con laderas muy empinadas por lo que tuvimos que tomar por el fondo de la misma donde desciende una pequeña corriente de agua limpia (que arrastra un poco de barro y arena roja) la cual remontamos, encontrando desde el principio y a tramos extendidas a través del arroyo una gran cantidad de telarañas con múltiples arañas de color negro con verde, siendo de un cuerpo relativamente angosto y alargado con patas largas, siendo la cantidad tal que Alejandro tubo la necesidad de apartarlas con un bastón en cada ocasión y aunado a lo pedregoso del arroyo tuvimos que aminorar el paso, pero nos permitió disfrutar de lo hermoso de la vegetación y de las mariposas e insectos de ese lugar;

Como a kilómetro y medio de caminar por el arroyo encontramos una pequeña represa en construcción y un poco mas adelante a un campesino con un poco vacas y chivos con sus respectivos perros, los cuales nos ladraron por un buen tramo, adelante se abre un poco la inclinación de las paredes de la cañada y como estábamos del lado izquierdo y paralelos a la ruta originalmente proyectada decidimos remontar la cañada ascendiendo unos 150 m. por la ladera de unos 50º de inclinación hasta unos sembradíos de maíz, calabaza y fríjol, los cuales bordeamos siempre ascendiendo más hasta quedar a unos 480 metros de la confluencia y sobre el lomo de la serie de pequeños cerros donde estábamos, este último tramo estaba compuesto de vegetación de espinas con una empinada barranca de por medio por lo cual nos vimos forzados a hacer un rodeo por el lado norte efectuando después un descenso de unos 60 m. y por fin, siguiendo un tramo de vereda quedamos a 30 m de la confluencia, y al final acercándonos al borde del barranco quedamos en el punto marcado dado que no teníamos quipo para descenso por lo cual sacamos de este punto la confluencia con dos GPS, un magellan platinum y un garmin 12 dando prácticamente la misma lectura.

Durante el trayecto de ida identifique algunas plantas que son curativas y que no había yo visto en su estado nativo y también tenía la intención de atrapar algunas de las arañas para posteriormente identificarlas zoologicamente, pero a la hora que llegamos a la confluencia ya amenazaba una buena lluvia y el camino más viable para el regreso era entrar al fondo de la barranca y seguir el cause del riachuelo hasta donde desemboca en la barranca principal a unos 2.5 kilómetros, por lo que sin detenernos apenas minutos emprendimos el regreso hidratándonos solamente y teniendo llovizna a partir de las 3 de la tarde, descendimos por el lecho del arroyo a una velocidad un poco temeraria dadas las condiciones de las piedras y de las pequeñas fosas de barro que existen en los pequeños saltos de agua, pero al fin entroncamos con la barraca principal, cruzamos su arroyo y tomamos por la margen derecha orientada al noreste, y siguiendo una vereda que en tramos apenas sube nos saco de frente al final a unos sembradíos donde hay unos cobijo muy rústicos que la gente del Limón utiliza en época de siembra y cosecha, siguiendo el mismo rumbo llegamos por fin al río, el cual tenía un poco de más agua pero nada importante, lo cruzamos y de frente llegamos a la camioneta.

Nos felicitamos y sin perder tiempo partimos, y ya en movimiento, comimos algo y tomamos líquidos porque todavía nos faltaba remontar el camino al Limón el cual tenía un tramo enfangado y no queríamos atascarnos.

Al final, regresamos mojados, cansados pero felices, por haber alcanzado la meta y esto es una sensación y una experiencia que solamente conocen los que emprenden un reto, como el subir una montaña o visitar una confluencia de su estado por estar ahí y que no ha sido visitada oficialmente por nadie más.

Doy las gracias a mi hermano Alejandro y a Agustín por su compañía y paciencia, y por permitirme vivir esta experiencia con ellos y que solo no la hubiera emprendido.

Gracias.
Pablo Fabre Bandini.

English

On September 13 2003 we visited the last confluence unvisited in the state of Puebla, Mexico.

We left the city of Puebla at 6am, Agustin Salas Vazquez, Alejandro Fabre Bandani and Pablo Fabre Bandini on a Durango 4x4 truck.

Our route took us to Atlixco, Matamoros, Tehuzingo, Acatla de Osorio, Petalcingo and Santa Gertrudis Salitrillo. Then on dirt roads to the east to San Antonio and El Limon. From El Limon we took another trail that ended on a river at 5kms from the confluence.

Following the river – and crossing it a couple of times – and moving up and down the edges we covered another 3 kilometers. We found another ravine, deeper and narrower, with a variety of thorny bushes and steep slopes. We continued along the bottom where a small stream of clear water made its way. There where significant amounts of webs with black and green spiders with a long and narrow body and long legs. Alejandro used a branch to move the out of our way. This, plus the irregular nature of the ravine slowed us down, but then we where able to enjoy much more the beauty of the place, the vegetation, the butterflies and the insects. .

After 1500 meters we found a small dam under construction and a farmer with a few cows and a goat…and several dogs – which barked at us for a while! At this point we started to climb the ravine, sometimes at 50º, we reached a field of corn, zucchini and beans at some 480 meters from the confluence. The direct line was very difficult so we made a detour on the north side and after a descent of 60 meters and a short trail we where at 30 meters from the confluence point, there was a big drop, the lack of proper equipment prevented us from getting closer. We made our GPS lectures at this point with two units getting the same readings.

On the way there I identified some plants that have medicinal plants that I had never seen in their natural environment, I also had the intention of collecting some of the spiders we saw to properly identify, but by the time we reached our destination rain was threatening us and the best way back was through the bottom of the ravine for some 2.5 kilometers. So, we did not stop on the way back other than to drink some water, with the rain starting around 3pm. We moved at a faster pace, reached the firs, larger ravine, and a trail that took us to a field where the people of El Limon covers themselves form the rain, we reached the river where we had left our truck, - with a little more water.

We congratulated each other and promptly started our way back; we ate and replenished fluids because we still had the dirt road to El Limon, which was getting muddy.

At the end we were wet and tired but very happy for our success. This is an experience that only those that take a challenge will know.

I want to thank my brother Alejandro and my friend Agustin for their company and patience and for letting me share this experience with them, I, alone, would have not done it.


 All pictures
#1: East view
#2: North view
#3: West view - Peña del Aguila
#4: South view
#5: GPS
#6: Thorny tree
#7: Stram
#8: Starting point, Agustin and Pablo
#9: Alejandro and Agustin
ALL: All pictures on one page (broadband access recommended)